Noticias /

Lo que dejó el estreno de Lucifer

Kevin Spacey dijo una de las frases más famosas acerca del Diablo en Los Sospechosos de Siempre: "El mejor truco que el Diablo hizo fue convencer al mundo que no existe".

Si es así, entonces el Señor del Infierno decidió dejar el anonimato por una vida mucho más entretenida. Con el estreno de Lucifer pudimos conocer a Lucifer Morningstar el nombre que este ángel caído decide tomar en la ciudad de Los Ángeles.

Aunque no le será fácil ajustarse a las normas de este mundo ni evitar las consecuencias de su decición de dejar atrás el infierno, estar entre los vivos tiene sus ventajas. Por ejemplo, nadie se le puede resistir. Así lo vimos cuando un policía lo detuvo por manejar a alta velocidad pero terminó aceptando su soborno y confensando otras malas conductas.

Rápidamente pudimos conocer a Amenadiel quien hace una gran pregunta a Lucifer: "¿Qué pasa con los condenados al infierno cuando el Diablo los abandona?

¿La respuesta? Pues la iremos descubriendo.

Sabemos que Lucifer tomó personal averiguar la verdad detrás del asesinato de Delilah por lo que su relación con la investigadora Chloe Decker será central para la historia.

En el segundo capítulo descubrimos el mayor temor de nuestro protagonista: volverse una persona -o ser- empática. Así se lo confiesa a Linda, su teraeuta y amante.

¿Crees que con el tiempo se hará bueno o nunca perderá los malos hábitos?

Comentarios